La tecnología utilizada por Piroche está basada en principios de la bioenergética y tiene en cuenta el cuerpo, mente y alma, puesto que todo está directamente relacionado.

El principal objetivo del tratamiento de drenaje es hacer movilizar las toxinas de nuestro cuerpo de forma natural, activando como anti-estrés, contra las contracturas musculares y contra las arrugas. Se trata de un trabajo similar a la acupuntura sustituyendo las agujas por ventosas con ritmo vital.

Cada uno de los aceites esenciales está destinado a una función específica y diferente, que actúan tanto a nivel físico como psíquico y tienen un papel clave en los tratamientos.