La estación termal está dedicada al exclusivo cuidado de la piel, diseñada para la estimulación de los puntos energéticos precisos activando los impulsos nerviosos y liberando la energía vital para que fluya sana y libremente por todo el cuerpo a través de los meridianos.

Ayuda a desintoxicar el organismo, a reducir el peso, elimina la tensión, y ayuda a mejorar enfermedades respiratorias, problemas de circulación, estreñimiento, estrés, etc.