Tener una disciplina para cuidar y proteger nuestra cara de factores externos como el sol, la contaminación, el tabaco y la mala alimentación, nos permite lucir más jóvenes, eliminar las toxinas que hay en nuestro cuerpo y prevenir ciertas enfermedades e infecciones que son comúnes en la dermis, como espinillas, barros y algunos tipos de dermatitis.

Consiste en retirar células muertas, contaminantes ambientales y fisiológicos, beneficiando así el proceso miótico de renovación celular, previniendo la formación de impurezas (puntos negros).

Aporta principios activos y vitaminas que llevan a la piel a su equilibrio natural, dejando así tu piel en óptimas condiciones para la absorción de los cosméticos o cremas que uses en tu hogar.

Considerando que la limpieza profunda se realiza una vez en el mes, la sesión dura una hora, en donde se procederá a:

  • Higienizar
  • Ablandar impurezas (puntos negros)
  • Realizaremos un masaje que activará la circulación sanguínea y linfática, y que favorece al estímulo del metabolismo celular y relajación.
  • Máscara descongestiva que favorece a la penetración de principios activos y descongestión de la piel.
  • Sellado crema dependiendo la piel de la persona.